Después del 12 de octubre que nos queda?

Nos queda un continente que mal que nos pese a los americanos del siglo XXI es parte de lo que había pero también parte de lo que llegó;  nos queda el día de lo que es llamado Descubrimiento de América, tanto en el nuevo como en el viejo mundo aunque nombrado de diversas formas que solapan lo que pasó y lo que es: los unos que someten a los otros una vez más.

Sin embargo, el gran cambio silenciado vía la masividad actual de internet y la incorporación a la navegación casi en forma masiva y sin agenda oficial -como en los medios de comunicación/información tradicionales actuales- ha develado aspectos de un descubrimiento que no es tal de este continente que en Bolivia –el punto civilizatorio más antiguo de la América del Sur- dicen se llamaba Abya Llala. Por otra parte son muchos los que afirman de la presencia de los chinos vía el pacífico, llegando una vez cómo en el siglo XIX a lo que hoy es Perú, cómo también los árabes a lo que hoy es la zona mapuche y que es evidenciado en la corona ornamentada con monedas de las machis (médicas) y típico de las mujeres que vinieran de medioriente. Nuestros vecinos exploradores del atlántico también se allegaron antes que Cristóbal Colón y es en el sur de Brasil donde se puede hallar una cueva con símbolos del renacimiento europeo al igual que los conquistadores españoles se encontraron al llegar -a lo que hoy conocemos como Rio Amazonas- a hordas de indios comandados por mujeres guerreras desnudas y rubias;  amazonas.

En tanto, las colonizaciones parece que no serían solo exclusividad de externos a este continente americano sino que también habrían ocurrido hacia Europa, explicando los orígenes negados bajo mantos de misterio, casos como los del pueblo vasco que mantiene gran similitud con vocablos de la cultura andina. Tampoco ajenas nos serían las invasiones de otros pueblos ancestrales, la historia de los unos invadiendo a los otros. Muchos conocemos muy bien como el imperio inca fue anexando a diaguitas, mapuche, guaranìes, llevando en principio regalos y luego la orden de tributar debido a estos presentes so pena de muerte si se negaran. Algo similar sucedería cuando el pueblo tehuelche fuera vencido y esclavizado por el pueblo mapuche, al igual que se intenta explicar que ocurrió en los valles centrales de Chile donde la mayoría de los cementerios datan de 3500 atrás y los restos muestran signos de muertes violentas;  se especula una gran guerra pero no se saben bien contra quienes.

Hace unos años atrás en una reunión de dirigentes sociales me encontré con una conocida de la Fundación Mitterrand que me dijo algo muy cierto: -“Yo he sido discriminada por ser así (era una típica gala muy rubia) pero lo que no entienden es que yo también soy de un pueblo originario de Francia”-. Lo cierto es que la historia de la humanidad toda, como un solo pueblo de seres originarios de la tierra, hemos repetido a lo largo de lo que se recuerda de la historia, esto de invadir y que es tal vez así recordado, por todos los problemas que conlleva el encuentro de culturas diferentes que ni siquiera logran comunicarse en principio y que con el paso de las generaciones, el amor vuelve uno al opresor y al oprimido, haciendo caso omiso a la lógica de lo que se cierne en torno a la razón de lo que es justo y transformándose en un nuevo paradigma como el que somos en este continente;  la resulta de lo que había hasta 1492 y de lo que sigue llegando hasta estos días y que hace que a lo largo y entre el atlántico y el pacifico, estemos aquellos que somos la sumatoria de todos los pueblos del mundo. Continue reading “Después del 12 de octubre que nos queda?”